¿La Directiva Juvenil, Efectiva Realmente?

BY JEFFREY DE LEON

En un entrenamiento, no hace muchos meses, una señorita encargada de un grupo de jóvenes local se me acercó y me contó sus frustraciones con relación a la famosa directiva.

“Cada año cuando celebramos las elecciones, se convierte todo en una broma o en un juego de poder.”

Ella notó que la forma tradicional ya no era eficaz y quería saber cómo poder cambiar la tradición.

¡¡CUIDADO!! Todo buen cambio cuesta. Por muchos años “la directiva” ha reinado en los grupos juveniles. Regularmente las directivas se eligen cada año con nuevo presidente (a), vicepresidente (a), secretaria (o), tesorero (a), vocal 1, vocal 2, vocal 3…vocal 7 y un montón de comités. Ya es tiempo que nos preguntemos: ¿Es la directiva la mejor de alcanzar a nuestros jóvenes? ¿Qué es lo que realmente pretendemos lograr con una directiva juvenil? ¿Existen otras formas de trabajar con jóvenes que son más efectivas? Aquí te sugerimos algunas cosas que te pueden ayudar a evaluar el caso de tu iglesia.

1. Reconoce que existe la necesidad de cambio. PRECAUCION. Los cambios pueden ser saludables, pero tambíen pueden perjudicar.

2. Averigua ¿por qué se ha hecho así por tantos años? PRECAUCION. No sólo escribas las cosas negativas que averigues sino también las positivas.

3. Escribe en una hoja de papel tus propias ideas acerca de: a. ¿Por qué debe cambiar? (Ejemplo: No está supliendo las necesidades) b. ¿Por qué puede cambiar? (Ejemplo: Porque existen otros métodos para lograr alcanzar metas. La directiva no es la única forma) c. ¿En qué beneficia o perjudica el cambio?

4. Presenta tus ideas escritas al liderazgo de tu iglesia y sueña con ellos acerca de la posibilidad de “pastorear” a los jóvenes de tu iglesia, en lugar de “administrarlos” a través de una directiva. Recuerda que lo que debemos buscar es proveerle a nuestros jóvenes la oportunidad consistente para practicar sus dones y talentos. (¿Crees que un año de servicio en una directiva logra este cometido?)

Recuerda que nuestro deseo principal en nuestros ministerios debe de ser el de glorificar a Dios en todo lo que hacemos. 1 Corintios 10:31.

Jeffery De León es el presidente del Instituto para El Ministerio Juvenil, pastor de jovenes de la Iglesia Emmanuel en Chicago y estudiante del programa doctoral en Trinity International University.

Tags: ,

No comments yet.

Leave a Reply