Misiones y Servicio

BY JEFFREY DE LEON

En el ministerio juvenil existen algunas cosas que realmente traerán vida a tu grupo de jòvenes. Las Misiones y el Servicio son ingredientes indispensables para un ministerio juvenil dinámico.

La mayoría de nosotros hemos escuchado el reto de la Gran Comisión (Mateo 28:16-20). Hoy en día debemos seriamente considerar como podemos proveer a nuestros jóvenes la oportunidad de involucrarse en Misiones y Servicio. Misiones, en este caso, lo definiremos como un proyecto que tiene como fin el llevar el Evangelio de Jesucristo a otra cultura. Servicio en este caso es definido como un proyecto en el cual llevamos acabo alguna especie de ayuda a nuestro semejante.

Estoy convencido de que nadie tiene que convencernos de la necesidad de involucrarnos consistentemente en Misiones y Servicio. Pero la pregunta es ¿Cómo? Paul Borthwick escribió un libro directamente relacionado al tema de los jòvenes y las misiones. Si tienes la oportunidad, compra el libro.

No hay duda que tu puedes desde ahora empezar a involucrar a tus jóvenes en estas dos grandes tareas de la iglesia. Puedes empezar informando a tus jóvenes acerca de las necesidades de diversos países (considera comprar el libro e “Operación Mundo.” Este libro contiene valiosa información misionera). Además informale a tus jóvenes acerca de las necesidades en tu propia comunidad.

¿Alguna vez escuchaste el dicho “Las Palabras No Son Suficientes?” Segunda cosa que debemos hacer después de informarles, es planear alguna actividad misionera o de servicio en la cual le permitas a tus jóvenes el compartir el evangelio en otra cultura y servir en esa cultura. Idealmente podrías combinar las dos clases de actividades.

En uno de los grupos de jovenes en el cual participé activamente, planeamos un viaje misionero con enfasis de servicio. Este proyecto no solo expuso a los jovenes a otra cultura, pero también les dió la oportunidad de servir a otros y ser transformados en el proceso. Hoy en día puedo contar varias vidas de jovenes y señoritas que han sido transformadas al haberse involucrado en la Gran Comisión y el servicio. Ninguno de estos proyectos debe de ser el fin de tu ministerio juvenil, sinó deben de ser medios para involucrar a tus jovenes en la obediencia a nuestro Dios. Piensa que tu próximo proyecto misionero podría ser llevar a tus jovenes al barrio cerca del tuyo y pintar la casa de alguna viuda o llevarlos a una carcel a cantar o compartir testimonios, dramas y/o mimos. No olvides que la consistencia y buena planificación son indispensable. Nota: Para algunas otras ideas prácticas por favor no dejes de contactarnos.

Te dejo con el pensamiento de un joven de 15 años que regresó de un proyecto misionero durante sus vacaciones. “Nunca pensé que Dios me llamaría a ser misionero. Esta semana pude ver el mundo como Jesús lo vió y esto tocó mi corazón. Esta semana realmente entendí el valor y la satisfacción de servir a Dios y a otros.” Continuemos sirviendo hasta que toda lengua confiese que Jesús es el Rey de reyes y Señor de señores.

Jeffrey De León is President of Leadership Training Ministries, an international ministry dedicated to training Latin youth workers (also known as “El Instituto para El Ministerio Juvenil”). Jeffrey has been in youth ministry for over twelve years and is the youth pastor at Iglesia Emanuel in Waukegan, Illinois. He is presently finishing his Ph.D in Education at Trinity International University in Deerfield, Illinois.

Tags: ,

No comments yet.

Leave a Reply